Programa Selva Central Norte

Entre 2005 y 2017 el Programa Selva Central Norte trabajó en los departamentos peruanos de Ucayali y Huánuco en pro del ordenamiento territorial y la gestión óptima de tres grandes mosaicos territoriales, de diferentes usos, objetivos y tamaños, que comprendían comunidades indígenas, reservas para indígenas en aislamiento y áreas naturales protegidas. El área de influencia del programa abarca  cerca de 3.5 millones de hectáreas de Amazonía peruana caracterizadas por una enorme diversidad cultural y biológica, en un área compuesta por los afluentes del río Ucayali: Pachitea, Aguaytía, Callería, Utuquinia y Abujao.

El programa  contribuyó a la seguridad jurídica de los territorios de las comunidades nativas y de los pueblos indígenas en aislamiento y al desarrollo sostenible de las poblaciones locales. 

El programa y poblaciones indígenas

En las tres zonas de intervención del programa habitan numerosas comunidades pertenecientes a diferentes pueblos indígenas: Asháninka, Yanesha, Kakataibo, Shipibo e Isconahua, además de población ribereña y de colonos andinos asent`ados. También hay presencia de pueblos indígenas en aislamiento, como los Isconahua, que son sujetos de protección estatal mediante la reserva territorial que lleva su nombre, y los indígenas Kakataibo, cuya protección mediante el régimen de reserva territorial se viene gestionando ante el Estado peruano desde 1999. 

El proyecto trabajó por el empoderamiento de las poblaciones indígenas y el fortalecimiento de sus capacidades de gestión política y técnica para asegurar sus derechos territoriales y hacer frente a las constantes amenazas y presiones por explotación no sostenible y/o ilegal de los recursos naturales. Entre los principales temas de capacitación figuran: creación de alianzas estratégicas y relaciones efectivas con gobiernos locales, regionales y con el sector privado en cuanto a las políticas que atañen al desarrollo de los pueblos indígenas. Las capacitaciones también involucran el mejoramiento de la gobernabilidad, administración y gestión institucional en planes de conservación y manejo ambiental.

Servicios estratégicos del programa

La consolidación de estas tres áreas y su adecuada gestión implican los siguientes objetivos:

  • Contribuir al ordenamiento territorial en la Selva Central Norte, con el fin de disminuir los conflictos por superposición de propiedad y derechos sobre los recursos. Lograr la seguridad jurídica de los territorios indígenas, completando las titulaciones de comunidades nativas y la creación de las reservas territoriales para pueblos en aislamiento que aún están pendientes.
  • Fortalecer el capital social y cultural de las comunidades y sus organizaciones para (i) la gestión de estos espacios, (ii) el monitoreo de sus territorios frente a las amenazas de actividades no autorizadas, (iii) para impulsar las estrategias de vigilancia y cuidado de las áreas naturales protegidas y reservas territoriales para pueblos indígenas en aislamiento, vecinas a sus territorios.
  • Incidir, en forma conjunta con organizaciones indígenas y no indígenas, en el desarrollo de políticas públicas para enfrentar la explotación no sostenible y/o ilegal de los recursos naturales tanto del bosque como de los ríos y lagos.

Alianzas del Programa

El IBC trabajó en estrecha colaboración con:

  • la Federación de Nativa de Comunidades Kakataibo (FENACOCA),
  • la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali y Afluentes (FECONAU), y
  • la Federación de Comunidades Nativas del Puerto Inca y Afluentes (FECONAPIA),
  • la Organización Regional de Ucayali (ORAU).

Además, trabajó con los gobiernos locales, diferentes representaciones del Gobierno Regional de Ucayali y organizaciones de la sociedad civil. Con la acción coordinada de estas organizaciones se buscó incidir en el desarrollo de políticas públicas relacionadas con el saneamiento jurídico de los territorios indígenas, como un punto clave para la consecución del desarrollo sostenible. Un aspecto importante del trabajo es la gestión ambiental y manejo sostenible de recursos, tanto del bosque como de ríos y lagos. Para ello, se requiere de sistemas de vigilancia de territorios y áreas naturales protegidas, incluyendo reservas para indígenas en aislamiento.

En el caso de los indígenas KaKataibo en aislamiento, se trabajó para  lograr mayor seguridad jurídica para los territorios por donde se desplazan los indígenas, logrando incorporar la propuesta de la Reserva Territorial KaKataibo en la agenda regional mediante el trabajo coordinado con las poblaciones indígenas y sus federaciones de la Selva Central Norte. Asimismo, consiguió que el Gobierno Regional de Ucayali asumieras la necesidad de definir una política de protección para los KaKataibo en aislamiento dentro del proyecto de Plan de Protección, Defensa y Contingencia de los Pueblos en Aislamiento Voluntario, elaborado en el marco de una ordenanza regional.