Comunidades nativas del Pichis logran acuerdos comerciales para exportación de sangre de grado

Cinco comunidades Nativas del Pichis, organizadas en una asociación de productores de sangre de grado, logran acuerdos para la venta y exportación de su producto a precio justo. Con estos resultados exitosos de fortalecimiento organizacional y comercialización culminó el Proyecto de Aprovechamiento de Sangre de Grado en Comunidades Nativas del Pichis, ejecutado por el programa ProPachitea del Instituto del Bien Común – IBC.

El proyecto, que se desarrolló en el distrito de Puerto Bermúdez, en Pasco, buscó la conservación de áreas naturales protegidas a través de iniciativas de desarrollo económico local. Con este fin se fortaleció emprendimientos locales de aprovechamiento sostenible de recursos naturales.

La iniciativa contó con el respaldo de “Emprendedores por la Naturaleza”, organizado por PROFONANPE e impulsado por el Ministerio del Ambiente, a través de Sernanp.

Alex Bottger, especialista socioambiental del Instituto del Bien Común, destacó el impacto del proyecto sobre la participación y liderazgo de mujeres, ya que la meta original del proyecto, de contar con 20 % de mujeres, fue ampliamente superada, lográndose un 50 % de participación, e Incluso la Asociación de aprovechamiento recién creada es presidida por una mujer, la Sra. Reyna Pérez.

“Esta experiencia, que cierra el círculo: protección – reforestación – comercialización, demuestra que la conservación da frutos”, señala Bottger, “con el acuerdo con la Corporación Forestal Amazónica se ha culminado una iniciativa del IBC desarrollada años atrás, de reforestación de parcelas de comunidades del Pichis con especies de valor comercial, como tornillo, caoba y sangre de grado. La reforestación se dio como compensación por la protección de bosques ribereños importantes para asegurar la vida de especies acuáticas y la provisión y calidad de agua. Por ser de rápida maduración, la sangre de grado es la primera de las especies reforestadas en ser aprovechada.